jueves, 21 de noviembre de 2013

4º ESO: Análisis de textos románticos




   Seguimos practicando para el examen de literatura de la primera evaluación. Recordad que tendréis que justificar por qué un texto dado se puede encuadrar en el movimiento romántico.

Probad a continuación con el siguiente fragmento de Frankenstein:

     Era casi mediodía cuando llegué a la cúspide de mi ascenso. Durante un rato estuve sentado en la peña que preside el mar de hielo. La neblina cubría aquella y la montaña vecina. Transcurrido un tiempo, la brisa disipó los vapores, y descendí hasta el glaciar. La superficie es muy irregular, alzándose como las olas de un mar bravío, bajando en un pronunciado declive, y hendida por fisuras que se sumergen a gran profundidad. El campo de hielo tiene apenas una legua de anchura, pero invertí casi dos horas en recorrerlo. El cerro de delante es un peñasco árido y vertical [...] y tras él se recortaba el Mont Blanc en toda su estremecedora majestad. Me detuve en la cavidad de una roca y examiné aquella panorámica tan espléndida y portentosa. [...] Mi corazón, antes contraído, se henchió ahora en un símil de regocijo. Exclamé: “Espíritus errantes, si de verdad viajáis y no reposáis en vuestro angosto lecho, concededme esta tenue ventura, o llevadme, como compañero, lejos de los goces de la vida”.
  Mientras hablaba, de repente avisté una figura masculina que, aunque a cierta distancia, andaba hacia mí a una velocidad sobrehumana. Saltaba las grietas del hielo que yo había sorteado con tanta cautela; y también su estatura al aproximarse, parecía exceder la de un hombre común. [...] Percibí como la figura que se acercaba -¡visión pasmosa y aborrecible!- era el engendro que había creado. Temblé de rabia y de miedo, resolviendo aguardar su acometida y enzarzarme con él en un combate a muerte. Se acercó, su semblante destilaba una patética angustia mezclada con desdén y encono, mientras que su fealdad antinatural le hacía casi insoportable a cualquier ojo humano.[...]
-Demonio –proclamé- ¿cómo osas abordarme? ¿No temes que mi brazo perpetre fiera venganza sobre tu testa inmunda? ¡Vete, vil insecto! O mejor quédate, para que te pisotee y te reduzca a polvo.  ¡Ojalá con la extinción de tu mísera existencia pudiera resucitar a las víctimas que tan diabólicamente has matado!

                                                                                                 (Mary W. Shelley: Frankenstein)


No miréis la solución hasta que hayáis hecho vuestro comentario. Utilizadla solo para comprobar si habéis dejado sin anotar algún elemento importante.



Esta vez os la doy la solución en dos formatos:

1º: enumeración de las características románticas del texto.

2º: comentario redactado que recoge las características románticas del texto.

El contenido de los dos documentos es el mismo. Solo varía el modo de presentarlo. En el examen es suficiente con que hagáis algo semejante al primer documento. Pero conviene que vayáis practicando los comentarios extensos, en los que habréis de dar coherencia y cohesión a los múltiples aspectos y características  que observéis al analizar un texto. El resultado ha de ser un comentario redactado en varios párrafos, cada uno de los cuales se refiera a un aspecto temático diferente. Evitad el estilo esquemático. Debéis cuidar la ortografía, la puntuación, la selección léxica. Los ejemplos literales extraídos del texto analizado han de estar entre comillas. No olvidéis una breve introducción, para que el lector sepa de qué estáis hablando,  y una conclusión sencilla, para no terminar vuestro trabajo de forma abrupta.

Soluciones

Modelo 1:


Modelo 2:



No hay comentarios:

Publicar un comentario