martes, 22 de mayo de 2012

Experiencias "literarias" profundísimas





Anoche vuestro compañero Aitor, de 4º de ESO, se quedó dormido mientras leía las Narraciones extraordinarias de Edgar Allan Poe. Cuando despertó en mitad de la noche, su dedo estaba cumpliendo la función de marcapáginas y señalaba el pasaje exacto donde se había quedado antes de entrar en trance, por lo que le fue muy fácil continuar la lectura hasta el final y venir bien preparado al examen de hoy. A eso le llamo yo una "experiencia literaria profunda" (que, por hacer un juego a lo Lewis Carroll, no es lo mismo que una "profunda experiencia literaria"). Oye, experiencias como esta, ni en El extraño caso del señor Valdemar..

No hay comentarios:

Publicar un comentario