domingo, 29 de abril de 2012

3º y 4º ESO. Temas de redacción: Experiencias cercanas a la muerte


  ¿Has tenido alguna vez una ECM? ¿Tu mente ha visitado un lugar de bienestar inefable del que no querría regresar?

    El escritor Andrés Ibáñez en su columna semanal Comunicados de la tortuga celeste ("Más allá de la vida", ABC Cultural 14 de abril de 2012) se atreve a confesar  que ha experimentado varias a lo largo de su existencia. Ibáñez explica que la lectura de Consciencia más allá de la vida, obra de Pin van Lommel que describe este tipo de experiencias límite, lo ha conmovido porque le ha hecho percatarse de que él mismo las ha experimentado desde niño.

   Yo también he tenido alguna que otra y no me atrevía a decirlo, pero es que resulta que solo en España cerca de ¡dos millones de personas! han vivido ECMs. ¡Y yo que me creía única...!

Recojo algunos fragmentos textuales del artículo de Ibáñez donde se describen estas experiencias:

"La persona [...] se ve a sí misma en un lugar oscuro que no le produce miedo. Luego ve un túnel por el que avanza en dirección a un lugar luminoso, un paisaje lleno de flores y de colores indescriptibles donde en ocasiones se oye una música dulcísima y uno se siente bien. Tan bien, de hecho, que uno no desea regresar de ese lugar paradisíaco y siente una enorme tristeza cuando nota que lo están reanimando y lo hacen regresar".

Aclara también que "este tipo de experiencias las pueden tener por igual personas que se encuentran clínicamente muertas o muy graves, o bien personas en perfecto estado de salud". Por ejemplo, durante un momento de intensa meditación. "En realidad, las ECMs no solo se producen en situaciones cercanas a la muerte: una especial sensibilidad, una capacidad de recuerdo, la experiencia estética, pueden producirla también".



  Si has experimentado una ECM, descríbela. Si no la has tenido nunca puedes inventarla, al fin y al cabo, eso es la literatura.

  Y mientras vosotros escribís, yo corro a comprar el libro de Van Lommel. Quiero conocer la explicación científica de lo que me sucede.




No hay comentarios:

Publicar un comentario