martes, 29 de marzo de 2016

2º ESO: Un año más: me gusta / no me gusta ...

                    

Vamos a volver a jugar a las adivinanzas. ¿Conocéis los gustos de vuestros compañeros? Ahora lo veremos:



Me gusta el canto de los pájaros por la mañana. Me gusta comer lasaña en las frías noche de invierno. Me gusta tirarme en la nieve y empezar a dar vueltas sin sentido. Me gusta hacer deporte, pero sin pasarme demasiado. Me gusta jugar a juegos de mesa con mis primas, aunque a veces me resulta aburrido, porque siempre gano yo. Me gusta reír, pero con la gente que hace gracia. Me gusta jugar al fútbol y verlo. Me gusta la locura, bueno, mi locura. Me encanta el cine. Pero lo que más me gusta de todo es estar con mis amigos y pensar, inocentemente, que estaremos en este mundo para siempre.

No me gusta ponerle los pantalones vaqueros una fría mañana de diciembre. Detesto el curling: no he visto juego más aburrido en mi vida. No me gusta el calor: me estresa demasiado. Odio el día anterior a irme de viaje, prepararlo todo es un rollo. No me gusta querer y no poder. No me gustan las gotas de lluvia contra la ventana, me retumba la cabeza. Preguntarle algo a mi profesor varias veces y que, después de mucho insistir, siga sin saber la respuesta. No me gustan los minutos anteriores a hacer un examen importante. Tampoco me gustan los minutos anteriores a recibir la nota de ese examen. ¡No me gusta y no me entra en la cabeza que Di Caprio haya ganado ... solo un Óscar! Pero lo que más odio son loas noches en las que piensas sobre la muerte y sobre el día en que te tocará a ti; ese pensamiento hace que se te encojan los dedos de los pies y que no puedas dormir.

                               


Me gustan los días de verano, las vacaciones, ir a la playa, dormir hasta la hora de comer, el olor a naturaleza, mirar por la ventana cómo nieva. Me gustan los bizcochos que hace mi abuela los domingos para merendar, cuando llega mi padre de trabajar; oír el timbre de las doce menos cinco, arreglar la bicicleta con ayuda de mi abuelo, ir al cine con mis padres e ir en coche a dar un paseo.

No me gusta cuando suena el despertador a las ocho de la mañana; cuando hace frío y tengo la cara congelada; usar gafas cuando llueve porque se mojan y se empañan. Tampoco me gusta  cuando mi madre me llama para cenar y la mesa todavía no está puesta; cuando pido algo por internet, tarda mucho y, por fin, cuando llega, no me sirve o no me gusta; que la gente fume a mi lado, porque huele muy mal; el olor a vinagre. No me gusta cuando estoy con mis amigos jugando y mi madre me dice "vámonos".


                                            


Me gusta despertarme por las mañanas y ver que está lloviendo; leer historias de miedo; el olor a bosque al abrir la ventana; el tacto de manta morada al arroparme con ella. Me gusta ver películas con mi primo los fines de semana; jugar con mis amigos a videojuegos; hacer palomitas y escuchar cómo van explotando los granos de maíz. Me gusta el olor de las páginas de los libros cuando los acabo de comprar; escuchar música. También me gusta ... ¿qué digo?, ¡me encanta! salir al monte a caminar sola, bueno, con mis perros Luna y Perla; sacarme fotos; tocar lo que pinto con ceras, porque me gusta su tacto.

No me gusta que mi madre entre en mi cuarto sin avisar; no me gusta el agobio que me entra al apagar las luces y darme la vuelta. No soporto a la gente que me juzga sin conocerme y que me llamen rara por mis gustos; no soporto que hablen a mis espaldas. Odio el olor a sudor, el tacto de algunas telas, la gente pija. No me gusta ver películas románticas... bueno, tal vez un poco. Y, por último, no me gusta que nuestra profesora Conchita me haga escribir tanto.


                                          


Me gusta ir a la playa; la nieve; jugar con mi gato, aunque casi nunca está en casa. Me gusta jugar al fútbol y los macarrones a la carbonara que hace mi madre. Me gusta ir al cine, al parque de tirolinas de Marín; ver la tele y jugar a las consolas. Me gustan las películas de humor y de miedo.

No me gusta ver fútbol ni las películas de amor. No me gusta ir a las fiestas. No me gusta que mi prima me esté molestando todo el día; que mi hermano esté todo el día con las maquinitas y no poder jugar con él. No me gusta ponerme malo, ... bueno, en parte sí, porque no voy al colegio. ¿Quién soy?


                                   

Me gusta jugar al fútbol y analizar las jugadas con mis amigos en el vestuario; me gustan los rallys y que llegue el verano para ir a ver el "Marisquiño" a Vigo. Me gusta ir a ver jugar a mi hermano con sus amigos y que meta gol; el ciclismo y las motos. También me gusta levantarme y oler a tostadas y café con leche en la cocina.

No me gusta que me corrijan y que me digan lo que tengo que hacer. No  me gusta el olor a pescado en la nevera. No me gusta que cuando llueve, me caiga lluvia sobre el cuello. Tampoco me gusta que se metan conmigo. No me gusta suspender.


                                   


No me gusta cuando mi hermano se pone chulo conmigo, o cuando yo le digo que no y mi madre le dice que sí. Levantarme las mañanas del lunes sabiendo que son ocho clases (por lo menos hay dos recreos). No me gusta cuando estoy resfriada y no puedo dormir, ¡dichosos virus!

Me gusta cuando llega el día de Navidad y hay muchos regalos bajo el árbol. Cuando voy a entrenar y el entrenador me dice que he estado bien. Me gustan los perros pequeñitos y adorables. ¿Quién soy?


                    Resultado de imagen de no me gusta



Me gusta la textura del algodón de azúcar. Me gusta el olor a césped recién cortado, caminar descalza por la arena en los atardeceres de verano. Me gusta el olor de la gasolina y el color granate. Me gusta la música alta y el chocolate cuando se derrite en la boca.

No me gustan los días de tormenta ni cómo salgo en las fotos. No me gusta cuando mi ropa preferida se desgasta, ni tener que despertarme en verano por culpa de los mosquitos.

                

Me gusta correr por el campo de fútbol, leer libro de aventuras; adoro ver salir el sol por las mañanas y el aroma de las fresas. Me gusta salir a montar a caballo las plácidas mañas de domingo, el cocido que hace mi abuela y las sudaderas sin capucha.

No me gusta levantarme con prisas por las mañanas, no me gustan los zapatos Oxford ni el salpicón. No me gusta oír ladrar a los perros de madrugada, la frías tardes de invierno, ver las cosas tiradas. No me gusta la lasaña.

               

Me gusta mucho el olor del mar cuando está la marea alta. Me encanta cuando Blanca empieza a reírse y se le hinchan los mofletes. Me gustan los chistes malos de Laura y reírme de ellos para hacerla feliz. Me gusta el helado de vainilla. Me encanta viajar de noche y ver las calles desiertas. Y lo que más me gusta es cuando Andrea se enfada.

No me gusta la gente que miente para creerse mejor. No me gusta el olor a café; no me gusta o, mejor dicho, odio que me despierten a las tres de la madrugada por un whatsapp que ponga: "Hola, ¿te he despertado?". No me gusta nada la risa de Jasmine. ¡Es muy estresante! No me gusta cuando Estrella se enfada e intenta gritar. Odio el helado de chocolate. No  me gusta cuando en el comedor te echan por fuera del plato por la prisa y te manchan la camiseta nueva. 

                               

Me gusta despertarme un sábado temprano y saber que puedo dormir hasta las doce. Ese postre dulce que anima a uno cuando está triste: la tarta de queso. También coger la ropa recién sacada de la secadora y tocarla los días de invierno. Contarles a mis amigas cosas que sé que nunca van a ir contando por ahí. Los verano en que hace mucho calor, el olor de un bizcocho recién hecho, escuchar música; una clase divertida, los libros de Blue Jeans y las chuches de sandía.

No me gusta despertarme tardísimo los días en que hay examen o que el autobús llegue tarde cuando tenemos examen a primera hora. Cuando mi hermana me obliga a comer algo que no me gusta. Las naranjas superácidas. No me gusta que me griten y que me castiguen sin tener culpa; que mis compañeros se metan conmigo; no me gusta estudiar y no me gusta tener que escribir un texto cuando no se me ocurre nada.

                           


Me gusta pisar la hierba mojada y las noches calurosas. El helado de vainilla en un día de playa con el ruido de fondo de las olas y las gaviotas. Llegar triste a casa y tener un cuenco con nata y chocolate. Andar en bici y caminar escuchando mi música preferida. Ir de viaje a sitios nuevos y disfrutarlo.

No me gusta leer libros aburridos del colegio en silencio y ver por la ventana un sol reluciente. Despertarme tarde y hacer todo corriendo para luego perder el autobús. Los exámenes en la última semana. Que me castiguen cuando mis compañeros tienen la culpa. Que me cojan las cosas sin permiso y después no me las devuelvan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario