martes, 29 de marzo de 2016

2º ESO. Temas de redacción: Si yo fuera presidente...

               

Que Dios nos pille confesados...

En estos tiempos de incertidumbre política que atraviesa España, es común oír a todo el mundo dar su opinión sobre los candidatos de los distintos partidos y criticar los programas con que se presentan, pero ...

¿Qué haríais vosotros si tuvieseis la posibilidad de dirigir el país? ¿Cuáles serían vuestras prioridades? ¿Cuáles son vuestras preocupaciones políticas, alumnos de 2º de ESO?

Veamos algunos ejemplos de vuestras propuestas. Luego las podemos debatir:



Si yo fuera presidente ...

- Vigilaría muchos las fronteras para controlar la gente que quiere entrar en nuestro país.
- Controlaría el trabajo para que todos tuvieran un sueldo mensual y pudieran darle de comer a su familia.
- Pondría una ley más dura para castigar a la gente que vende droga, a los maltratadores, a los que roban ...
- Prohibiría mendigos en las calles y habría unos centros para que vivieran en ellos.
- Pondría más médicos en los hospitales, para que no haya que esperar tanto para ser atendido.
- Promulgaría una ley para multar a la gente que tire basura a la calle, al mar ... y también multaría a los que no recogen las heces de sus mascotas.
- Prohibiría hacer grafitis en lugares públicos (solo se podría con permiso), y el que no cumpla esa ley tendría una multa.
- Facilitaria la vida a la gente minusválida, haciendo más fácil moverse por las calles y en los autobuses.
       
                                              (Adrián Melón, 2º ESO)

                          


Si yo fuera presidente no privatizaría ni la educación ni la sanidad. Son cosas demasiado importantes y no se puede pagar por ellas. Todo el mundo tiene derecho a tener un médico cuando lo necesite, y todas las familias a que sus hijos tengan un mínimo de educación. 

  Protegería más el medio ambiente y las especies en peligro de extinción. Legalizaría la cadena perpetua. Tendría los aeropuertos más vigilados. Haría que las celulosas trabajasen la mitad de tiempo y que, por lo tanto, contaminaran menos. Prohibiría la publicidad engañosa. Las personas que sufren bullying tendrían más ayudas por parte del estado. El tiempo del paro remunerado se alargaría hasta los cinco años.

                                (Samuel Oya, 2º de ESO)


                                   



Si yo fuera presidente, no haría nada por cambiar el país porque soy muy vago y, como sería presidente por la cara, me pasaría el día disfrutando de mi mansión y de todas las ventajas que tendría por el hecho de ser presidente.

También haría como si quisiese cambiar algo del país para poder estar más tiempo de presidente, aunque no me gustaría estar todo el día vigilado por periodistas o protegido por mis guardaespaldas. Preferiría llevar una vida normal, pero con todo el dinero, poder y ventajas de ser el presidente de mi país. Y, al fin y al cabo, tampoco sería tan mal presidente, porque cambiase la ley que cambiase o hiciese lo que hiciese, siempre iba a haber alguien a quien no le gustase y protestara.

                                   (Anxo Otero)


                      


Si yo fuera presidenta, intentaría cambiar el país. Tomaría medidas contra.

- El maltrato machista. Cada año mueren más mujeres a manos de sus parejas. Yo, como mujer que soy, animaría a todas las mujeres a denunciar a sus maltratadores lo antes posible y pondría más medidas de seguridad. Muchos hombres obligan a sus mujeres a hacer cosas que no les gustan o no quieren; muchos matan a sus parejas delante de sus hijos pequeños causándoles trastornos mentales.
- Aparte de eso también hay que tomar medidas en educación. Cada vez las clases está más y llenas; es difícil dar la clase por falta de concentración y los profesores están echando todo el tiempo la bronca a los alumnos. Por eso necesitamos más profesorado y aulas más grandes. 
  También tendría que haber más ayudas y becas para la universidad. Hoy en día estudiar una carrera cuesta mucho; por eso son necesarias más becas, ya que sin ellas es muy difícil estudiar. También debería haber ayudas para primaria y secundaria.

- Otra cosa que cambiaría tiene que ver con las personas con necesidades especiales. Estas personas tienen poca facilidad para encontrar un trabajo; por eso las ayudaría a encontrar algo que fuese adecuado para cada uno. También hay que ayudar a la gente con movilidad reducida; por ejemplo, que pudiesen subir en todos los autobuses las sillas de ruedas.

                (Antía Fernández Tomé)


                       

Si fuese presidenta haría que los políticos dejasen de robar a la gente y devolviesen todo el dinero. Me ocuparía de hacer que se concedieran más becas de estudio a la gente que las necesite y menos a los que pueden pagarse los estudios.

También acabaría con los recortes de sanidad, aumentaría los impuestos a los ricos y disminuiría los de los demás, según los salarios. Concedería a la gente la jubilación a los 35 años trabajados o a los 55 años de edad.

Les daría más subvenciones a los ayuntamientos para que ayuden a reparar las casas viejas, derruidas, y las casas de personas en el paro, sin recursos y con hijos.

Como presidenta, mejoraría las instalaciones de los colegios públicos. Intentaría que los profesores hiciesen las clases más entretenidas para los alumnos para que, así, mejorasen su rendimiento académico. Cambiaría algunas asignaturas, como Ciudadanía o Francés, por clases de cocina y de refuerzo de inglés.

Les daría una ayuda digna a los que están en el paro y también les daría la oportunidad de estudiar a los que no se lo pueden permitir. Crearía más empresas para tener más puestos de trabajo para la gente que está en el paro.

Aumentaría los salarios menores de 1000 euros y cada empleado trabajaría como máximo 8 horas. A las personas que se queden sin subsidio por desempleo les daría más ayudas, sobre todo si tienen familias de las que ocuparse.

                     (Érica Pérez Mouriño)

                 



Si yo fuera presidenta crearía más puestos de trabajo para que no hubiese tanta gente desempleada y para que la gente que acaba sus estudios no tenga que dejar su casa y su familia para ir a trabajar a otro país. 
Concienciaría a la gente de la importancia de pequeñas cosas de nuestro entorno y del peligro de la contaminación.
Daría más importancia a las cosas necesarias de verdad, como la educación y la sanidad.
Los premios de la lotería no serían tan grandes y, en cambio, habría más cantidad de premios para que más gente pudiese disfrutar de algunos caprichos o, simplemente, pudiesen llevar una vida un poco mejor y no solo unos pocos fuesen los afortunados.
Arreglaría las carreteras, que son las culpables de muchos accidentes cada día.
Intentaría que todo fuese un poco mejor para todos, respetando las distintas opiniones y culturas de la gente.

                 (Noelia Suárez Farto).




No hay comentarios:

Publicar un comentario