miércoles, 26 de marzo de 2014

4º ESO: Comentario de texto




  María Barreiro, de 4º de ESO, ha comentado un pequeño fragmento de la leyenda de Bécquer "El claro de luna". Os dejo aquí su trabajo, por si os sirve de ayuda a los que todavía no habéis arrancado en el comentario de texto autónomo. No es muy completo: hay muchas otros aspectos que se podrían comentar. Tampoco me parece muy acertada la estructura que propone María, pero en conjunto es un buen trabajo para estar empezando a trabajar la técnica del comentario de textos literario. Creo que os puede servir de ayuda a los que os cuesta mucho trabajo hilar unas pocas palabras que expliquen un texto.

TEXTO:


Sobre el Duero, que pasa lamiendo las carcomidas y oscuras piedras de la muralla de Soria, hay un puente que conduce de la ciudad al antiguo convento de los Templarios, cuyas posesiones se extendían a lo largo de la opuesta margen del río [...]

La medianoche tocaba a su punto. La luna, que había ido remontando lentamente, estaba ya en lo más alto del cielo, cuando al entrar en una oscura alameda que conducía desde el derruido claustro a la margen del Duero, Manrique exhaló un grito leve, ahogado, mezcla extraña de sorpresa, de temor y de júbilo.

En el fondo de la sombría alameda había visto agitarse una cosa blanca que flotó un momento y desapareció en la oscuridad. La orla del traje de una mujer, de una mujer que había cruzado el sendero y se ocultaba entre el follaje, en el mismo instante en que el loco soñador de quimeras o imposibles penetraba en los jardines.

-¡Una mujer desconocida!.. ¡En este sitio!... ¡A estas horas! Esa, esa es la mujer que busco -exclamó Manrique; y se lanzó en su seguimiento, rápido como una saeta.


COMENTARIO:

"El rayo de luna" es una de las Leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870).

El tema principal del fragmento que vamos a comentar en la búsqueda del amor idealizado y  la persecución de lo inalcanzable. Se relata la visión del protagonista que, en medio de la noche, en la iglesia de los templarios confundió un rayo de luna que se filtraba entre las piedras con una hermosa muchacha, de la cual se enamoró al instante.

El texto está narrado en 3ª persona, pero al final del fragmento, esta deja paso al estilo directo. Por eso, podemos distinguir las siguientes partes:


  • líneas 1-10: se dan a conocer el lugar, el tiempo y las circunstancias en que se desarrolla la narración.
  • líneas 11-12: Manrique expresa con exaltación sus pensamientos.


Todo el fragmento discurre en una única escena. El texto hace referencia a dos personajes, Manrique y la hermosa muchacha. Por las palabras de Manrique podemos darnos cuenta de que tiene total seguridad de que lo que ve es real y por eso intenta alcanzar a la muchacha.

Los acontecimientos ocurren en un ambiente típicamente romántico: una ambientación tétrica que tiene como escenario un "derruido claustro", que pertenece a un "antiguo convento de los templarios". En este escenario podemos apreciar otra característica típica del movimiento romántico: la evasión de la realidad cotidiana hacia épocas anteriores, en especial, a la Edad Media. La noche que envuelve al protagonista es otro motivo  recurrente del Romanticismo. Por otra parte, la persecución de la muchacha es una metáfora de la búsqueda de lo inalcanzable, que está presente en buena parte de la obra de Bécquer.

En el vocabulario podemos diferenciar varios núcleos temáticos principales:

  • Por una parte, el léxico que tiene que ver con la ambientación nocturna: "medianoche", "oscuridad", "luna", "sombría alameda".
  • Por otra parte, léxico relacionado con la búsqueda del amor idealizado: "soñador de quimeras", "imposibles", "la mujer que busco".


Con el uso de puntos suspensivos y las exclamaciones el narrador quiere expresar la incertidumbre, sorpresa y emoción de la búsqueda.
                         (María Barreiro, 4º ESO)



No hay comentarios:

Publicar un comentario