jueves, 5 de febrero de 2015

2º ESO: Más descripciones





Ya he corregido las descripciones de 1º B y, aunque no son textos maravillosos, hay algunos correctamente escritos que voy a publicar a continuación para que sirvan de modelo a otros compañeros. Los trabajos seleccionados son

a) para el retrato de un compañero: el trabajo de Laura Rodríguez y el de Ainhoa Ruiz Navas.
b) descripción objetiva de un objeto de la infancia: Laura Rodríguez y Alberto Rodríguez.
c) descripción subjetiva de paisajes: Laura Rodríguez.
d) descripción subjetiva de objetos: Adrián Melón (1º ESO)


  Es divertida, simpática, buena amiga, sincera y dice las cosas a la cara; también es muy curiosa y atenta. Le gusta el orden pero es un poco perezosa a la hora de estudiar, pues le gusta más reírse y disfrutar de sus aficiones, como montar a caballo o pasar un buen rato con sus amigos o familia. Aún así cuando es hora de ponerse serios y trabajar, ella se apunta.

  Su pelo es castaño, largo y casi siempre está suelto. Sus ojos son morenos y brillantes porque siempre está contenta y, al reírse, se le forma un simpático hoyuelo al lado derecho de su boca en "reformas", pues está perfeccionando su sonrisa con un aparato dental.

  Su estatura e media y es de complexión delgada porque su nerviosismo le impide engordar fácilmente.

                      (Laura Rguez., 2º ESO B)



   Voy a describir a la mejor persona que puede exitir en el mundo. Es sensible, generosa, amable, simpática, honesta...   Tiene el cabello oscuro, muy oscuro, parece que se lo han pintado con pintura negra. Es alta, delgada, con la cara más o menos redondita. Le gusta estar con la familia y amigas, escuchar música y bailar. Nunca se enfada, pero cuando se cabrea... ¡puede arder Troya! Porque saber sacar las uñas. ¡Y muy bien!

  Es la que me saca de los líos y me ayuda en lo bueno y en lo malo. Sabe decir no a las bromas cuando no es el momento. Tiene más de dos dedos de frente porque ya sabe qué quiere estudiar. ¡Y va a por ello! La quiero como si fuéramos hermanas porque estamos el día entero juntas.

             (Ainhoa Ruiz, 2º ESO B)



Ese objeto sin el cual un bebé no puede dormir el es que más me recuerda mi infancia. Mi primer chupete tenía la tetina de caucho con forma de gota y una textura suave y blanda. La anilla era roja y estaba sujeta a la tetina por un plástico blanco y otro trasparente, en el cual  había dos orificios con forma de ocho que servían para evitar la acumulación de babas y, asimismo, las irritaciones de la piel. En el plástico blanco estaba escrita la palabra Chicco, que era la marca del chupete.

               (Laura Rodríguez)

   Era un helicóptero teledirigido de cincuenta centímetros de largo, siete de ancho, en su parte más ancha, y diez de alto. Era de color negro en las partes de plástico y plateado en las de metal. Tenía una pieza de metal en forma de flecha en la cola, y en la parte delantera se asemejaba al pico de un halcón. Su mando era grande y pesado. Los joysticks eran de color rojo suave, con las puntas acabadas en pequeños rectángulos, apenas separados los unos de los otros.

            (Alberto Rodríguez, 2º ESO B)


Al cruzar el verde y frondoso bosque se extiende un esplendoroso arco iris que parece adornar la falda de la montaña que, en su intención de tocar el cielo, alcanza la suficiente altura como para que su cumbre se haya cubierto de un blanco manto de nieve.

           (Laura Rguez.)

         

   Tienen una suela muy blandita para ir cómodo a todos lados. Son azules con rayas negras y tienen unos cordones de color blanco. Por dentro tienen unos pelitos que te hacen sentir como si estuvieras andando en zapatillas, y son muy calientes.

   Todas las noches me encanta dejarlos cerca del radiador, para que por las mañanas, cuando me los ponga, mis pies estén como dos estufitas andantes. 

   Son mis zapatos favoritos y me encanta ponerlos incluso el fin de semana, sobre todo ahora que hace tanto frío. Aunque mi cuerpo esté helado, mis pies siguen estando calientes. ¡Son unos zapatos calefactores!

    (Adrián Melón, 1º ESO B)

 









No hay comentarios:

Publicar un comentario