domingo, 9 de noviembre de 2014

La vitalidad del español: amigovios



El otro día en clase hablábamos sobre la formación de neologismos por composición y comentábamos cómo palabras que se popularizan en los medios de comunicación y en la calle, luego dan el salto al diccionario. La palabra de la que hablamos el otro día era bastante seria: letraherido, que, aunque todavía no se ha incluido en el DRAE, sí aparece en diccionarios de uso de reconocido prestigio, como el diccionario de Seco, Andrés y Ramos, que la define así: 'aficionado a las letras o a la lectura'.

Por otra parte, la RAE ha hecho pública la relación de las nuevas palabras (5000) que se incluirán en la nueva edición (la 23ª) de su diccionario. Entre ellas hay una que ha dado mucho que hablar en las redes sociales durante el último mes: amigovio. Es otra creación popular por composición que merece la pena que comentemos en clase. De hecho, ya está incluida en el Diccionario de Americanismos y se puede consultar por internet.

Si alguien todavía no sabe lo que es un amigovio o amigovia, puede consultarlo pinchando en la entrada correspondiente del Diccionario de Americanismos: aquí.





Como habréis visto los que hayáis consultado el diccionario, la palabra es de uso común en bastantes países sudamericanos. En otros era desconocida hasta el momento y eso ha provocado bastantes quejas de los internautas, a los que les parece que sería más lógico admitir otra palabra mucho mas común, en España al menos, que se refiere a un concepto parecido. No reproduzco aquí la palabra porque me parece bastante vulgar y no adecuada para que una profesora de lengua la use en clase, pero sí reconozco que es una creación ingeniosa y muy útil, porque es transparente, es decir, se entiende perfectamente su significado sin necesidad de consultar el diccionario. Quien tenga mucha curiosidad por conocerla, puede hacerlo en el siguiente enlace que recoge la contestación de la RAE a los internautas (como veréis, no niega que la palabrita en cuestión pueda aparecer algún día en el DRAE).  Mi opinión: no me parecen palabras sinónimas. Hay matices importantes que las separan. De momento, me parece bien la precaución de la Academia respecto a esa palabra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario