miércoles, 18 de marzo de 2015

4º ESO: Comentario de un texto realista.




Ya he corregido vuestros comentarios de textos de autores del Realismo español.  El que más me gusta es el de Alba Campos Fragueiro, que escogió un fragmento de la novela Pepita Jiménez. Pos si os sirve de ayuda para posteriores trabajos, os dejo aquí el texto con las preguntas-guía y, a continuación, el trabajo de Alba.




Aquí tenéis el trabajo de Alba. Aunque es mejorable, sin duda, va teniendo cada vez más soltura con el comentario:

  "El texto que voy a comentar pertenece a la novela de Juan Valera Pepita Jiménez. Como buen realista, Valera se centra en el análisis psicológico de los protagonistas. Por un lado, la joven Pepita y, por otro, don Luis. Entre ambos surge un amor que se podría calificar de "imposible", ya que ella está comprometida con el padre de don Luis. Además, el muchacho está a punto de convertirse en sacerdote.

   El tema general del fragmento es la descripción de los ojos verdes de Pepita y los sentimientos que despierta en el seminarista. Podemos dividir temáticamente el texto en tres partes:


  • Líneas 1-16: el joven describe con detalle los ojos de la muchacha y expresa las sensaciones que estos provocan en él.
  • Líneas 17-24: explica lo que su padre le dice acerca de la mirada de las mujeres, que muestra amor o desamor hacia los hombres.
  • Líneas 25-31: se presentan todas las dudas y temores del seminarista relacionadas con Pepita.


   En el texto podemos conocer a los tres personajes principales de la obra: Don Luis, el joven seminarista con unos sentimientos confusos y que trata de ser fiel a su vocación religiosa; Pepita Jiménez, chica honesta y bondadosa que se va a casar con un hombre mucho mayor que ella; y el padre de don Luis,  que además es el prometido de Pepita. 

  El personaje central del texto muestra unas ideas y pensamientos muy confusos y contradictorios. Por un lado nos da a entender que es posible que exista algo entre Pepita y él, pero es una idea que pronto desecha.  Por otro lado, también es contradictorio en la descripción de la mirada de la joven. En el inicio se refiere a ella como "clara, franca y pura", pero posteriormente la describe como "devoradora". Asimismo, se ayuda de una gradación descendente que da más énfasis a lo que que describe empezando como un "resplandor instantáneo" y terminando como una "llama fugaz y devoradora".

El autor emplea abundantes recursos y figuras, entre las que destacan:


  • Repetición de la plabra clave "ojos" y otras de su mismo campo semántico, como "mirada" o "ver", con las que  hace hincapié en la parte que más llama la atención al protagonista de Pepita.
  • Bimembración de frases separadas por comas en numerosos pasajes del texto: "que crea pensamientos limpios, que deja en reposo grato a las almas inocentes...", "lo frágil, lo fugitivo de la impresión...", etc.
  • Comparación: "como la tibia luz de la luna es el rayo de su mirada". Aquí podemos observar de nuevo una contradicción, ya que describe su mirada como algo intenso frente a la suave luz de la luna.
  • Sinestesia: "el frío de la indiferencia amorosa". El frío, una sensación física, aparece relacionada con lo psicológico con el fin de identificarla con algo triste, sombrío o incluso doloroso.


   Como en la mayoría de las obras de Juan Valera predomina en análisis psicológico del personajes de don Luis, que finalmente acabará dejando el sacerdocio para disfrutar del amor de la joven Pepita."

                                     Alba Campos Fragueiro (alumna de 4º de ESO)



   



No hay comentarios:

Publicar un comentario